Consejos clave para la depilación con cera

armirax depilación
depilacion cera madrid

La depilación puede convertirse en todo un dolor de cabeza, sobre todo cuando llega el verano. Para evitar estresarnos cada vez que nos tenemos que enfrentar a ella, existe la depilación con cera; un procedimiento que, bien ejecutado, no será tan doloroso y, además, nos ayudará a conseguir unos resultados más o menos resistentes al paso del tiempo.

Hemos preparado un listado de los mejores consejos para depilarte con cera.

Tips para depilarnos con cera y no morir de dolor en el intento

 

1) Preparación de la piel: De la misma manera que, por ejemplo, antes de ir a ver al dentista nos lavamos los dientes, antes de depilarnos con cera habrá que preparar la piel. Es crucial que nos aseguremos de que la piel esté limpia, libre de impurezas, y seca. En contra de lo que te puedas llegar a imaginar, la crema no es buena para depilarnos, por lo que evita ponértela el día en el que lo vayas a hacer.

 

2) La importancia del largo del vello: Antes de depilarnos con cera deberíamos de dejar de rasurarnos; por lo menos un par de semanas antes. El vello tiene que tener un largo suficiente para que quede liso contra la piel (en otras palabras, tenemos que evitar que pinche). El problema de un vello rasurado es que la depilación con cera se considerará ineficaz; es muy posible que nos dejemos ciertas zonas sin tratar, o bien que no arranquemos todo el vello de la forma en la que deberíamos.

 

3) ¿Horario?: Lo cierto es que nos podemos depilar con cera a cualquier hora del día… pero, según los expertos, el mejor horario es entre las 15:00 y las 17:00, ya que en ese momento del día es cuando nuestra tolerancia al dolor es máxima. Algunas personas se toman una aspirina o medicina contra el dolor una hora antes, incluso hasta se toman una copa de vino si se ponen nerviosas en el proceso. Ahora bien, es importante que no nos pasemos con esto; si realmente lo pasamos mal con la depilación, estos dos recursos pueden ayudarnos, pero no conviene llevarlos a cabo a no ser que sean imprescindibles.

 

4) Visión: Tener una buena visión durante la depilación es muy importante; así conseguiremos los mejores resultados evitando cualquier sorpresa desagradable. Si hay una zona que quieres depilar, pero no tienes visión total, siempre puedes ayudarte del truco del espejo (colocándolo en una zona estratégica), o bien pedir ayuda a alguien.

 

5) Recuperación: Si, una vez que hemos terminado con la depilación con cera, nuestra piel necesitará de un cierto periodo de recuperación. Esto tiene sentido, ya que este proceso es algo agresivo, por lo que la dermis se encontrará más susceptible a ciertos fenómenos externos. Cuando nos depilamos con cera, las capas externas de la piel pueden quedar afectadas, lo que aumentará la sensibilidad al sol,  o el riesgo de experimentar una insolación. O bien no exponemos esas zonas durante unas 24-48 horas, o bien usamos una crema que nos proteja. Tampoco se recomienda meternos en una sauna, o bien enfrentarnos a condiciones de calor extremo. La ropa que vas a usar es mucho más importante de lo que te piensas; te recomendamos que eses ropa que sea más bien holgada y, siempre que puedas, de origen natural, no sintético. Si nos hemos depilado la zona del bikini, no se recomienda usar tangas, ya que podrían provocar un cierto nivel de irritación importante.

 

6) Tratamiento postdepilación: Después de la depilación con cera, la piel tendrá que ser sometida a un cierto tratamiento compuesto de 3 partes fundamentales.

  1. Calmar la dermis: En el caso de que en las siguientes horas presentemos una zona enrojecida o irritada, un buen truco es aplicar algún tratamiento tópico, o hasta compresas frías. Existen productos naturales como la manzanilla, o diferentes aceites que nos pueden venir muy bien.
  2. Exfoliación: Para evitar que el vello se pueda encarnar de cara al futuro, será crucial exfoliar la piel todos los días. Un buen truco es cambiar la esponja de baño por un guante exfoliante; esto conseguirá eliminar la piel muerta, para que tan solo crezca la nueva, evitando problemas dérmicos importantes.
  3. Productos después del baño: Usa productos exfoliantes tópicos después del baño, que será el momento del día en el que la piel estará mucho más absorbente. No sólo será una buena manera de acabar con la piel muerta, si no que también ayudará a hidratarla y a prevenir las irritaciones.

Si piensas que este trabajo es muy tedioso, o si bien crees que lo vas a hacer mal, siempre puedes pedir cita en nuestro centro Armírax y beneficiarte de nuestra tarifa plana. para que se encarguen de ello. Te aseguramos que es un tipo de inversión que valdrá la pena.